8 mar. 2014

Soy sedentario y quiero cuidar mi salud ¿por dónde empiezo?


Si ya tienes razones suficientes para abandonar el sedentarismo, ya has comenzado a moverte más en casa y sabes en qué condiciones te encuentras después de haber realizado un chequeo médico completo, es momento de decidir qué actividad deportiva realizar. Si eres sedentario y quieres cuidar tu salud, te ayudamos mostrándote por dónde empezar sin morir en el intento.

¿Qué actividad deportiva elijo?

Como hemos dicho, el chequeo médico sirve para conocer en qué situación estamos, si necesitamos quitarnos grasa de encima o perder unos kilos, si es momento de cuidar el corazón o determinada articulación o si es necesario relajarnos. Sea cual sea la necesidad y tu objetivo, sin duda encontrarás una actividad deportiva o más, que sean adecuadas para ti.
Hay tantas actividades deportivas como puedas imaginar, por eso, en ningún momento será una excusa válida que no hay un entrenamiento adecuado a tus cualidades. Una vez que sabes cuál es tu objetivo y tus necesidades, puedes escoger en función de ellas. Por ejemplo:
  • Caminar o andar a paso rápido: ideal para comenzar desde cero, para quienes tienen sobrepeso u obesidad o para quienes tienen que cuidar sus huesos. También es ideal para quienes buscan reducir el estrés, por supuesto, si se practica al aire libre.
  • Ciclismo: es ideal para quienes quieren bajar de peso y tonificar sus músculos, también es de ayuda para cuidar los huesos por ser de bajo impacto, y practicado a intensidad moderada, sirve para beneficiar la salud emocional y mental.
  • Natación: apto para cualquier enfermedad o persona, pues se adapta en función de las cualidades. Por ejemplo, para principiantes puede ser de ayuda para contribuir a manejar el cuerpo, reducir el impacto o perder peso, mientras que para personas sanas y con cierto nivel de entrenamiento puede también ser un deporte muy completo.
  • Gimnasio: el trabajo con pesas en el gimnasio puede adaptarte a principiantes perfectamente, recuerda coger una buena técnica y trabajar con paciencia en un principio.
  • Pilates: ideal para mejorar la postura y para trabajar la zona media del cuerpo, así como también, para aprender a coordinar cada músculo del cuerpo.
  • Correr: aunque no es recomendable en principiantes, puedes alternar un poco de esta actividad a intensidad moderada con caminata ligera. Ideal si no tienes sobrepeso ni problemas articulares y deseas practicar un deporte al aire libre que mejore tu sistema cardiorrespiratorio.
  • Clases colectivas: hay mucha variedad y no todas son aptas para empezar de 0, pero sí puedes apuntarte a clases para principiantes de yoga, pilates, baile, aerobox, u otras.
  • Deportes grupales: ideal para personas sanas y amantes de los desafíos y el trabajo en equipo. Puedes apuntarte a tenis, fútbol, voleibol o semejantes, pero siempre recuerda tomarlo con calma hasta coger cierto estado físico. No pretendas jugar y permanecer activo durante dos horas continuas si acabas de salir del sillón.
  • Yoga: para quienes buscan cuidar su postura y al mismo tiempo, relajar el cuerpo y aliviar el estrés, es una actividad muy recomendada.
  • Ya veis que hay muchas actividades para escoger, sólo tienes que ver en función de tus gustos, necesidades y objetivos, pero por sobre todo, recuerda que estas abandonando el sedentarismo y dando los primeros pasos en una vida más sana, por ello, tómalo con calma, con paciencia y sobre todo, pone lo mejor de ti para no caer sino continuar en este camino hacia hábitos más saludables.
    Fuente: vitonica

No hay comentarios:

Publicar un comentario