1 abr. 2014

Algunos motivos por los que hacer deporte nada más levantarnos

Seguro que la gran mayoría de nosotros acude a entrenar después de trabajo, ya que no tenemos otra hora en el día para hacer deporte. Es normal si tenemos en cuenta que cada vez las jornadas laborales si más largas y agotadoras. Por ello en este post queremos destacar por varios motivoshacer deporté nada más levantarnos.

Cada vez son más los centros deportivos que nos ofrecen unos horarios más amplios y flexibles, de tal modo que nos permite acudir a entrenar a horas en las que hace años era impensable. Es cierto que para entrenar nada más levantarnos es importante tener fuerza de voluntad, pero una vez adquiramos el hábito nos será algo sencillo y nos ayudara. Ponernos a tono par al jornada.
Seguro que muchos se preguntarán cuales son los motivos por los que hacemos tanto hincapié en destacar la primera hora de la mañana par hacer deporte, y es que es un momento e el que nuestro cuerpo está totalmente descansado y responderá mucho mejor a las diferentes rutinas a las que le vayamos a someter. Es cierto que no debemos acudir a entrenar o la legaña puesta, sino que debemos esperar como mínimo media hora después de levantarnos.

Baja carga de glucosa por la mañana

Junto a esto hay que tener presente que por la mañana la carga de glucosa es el organismo es muy baja, ya que durante la noche hemos consumido todas las reservas. Esto hace que al oneroso a trabajar a nuestro cuerpo en ayunas lo que conseguiremos es que este eche mano de las reservas de grasa para conseguir energía, lo que nos ayudará a eliminarlas. Pero es cierto que a no tener una alta carga de glucosa no podemos hacer rutinas que requieran una fuerza explosiva, ya que no la tendremos.

Cargar el cuerpo de glucosa a primera hora

Es cierto que para rutinas de crecimiento muscular en las que se requiere de una energía explosiva par levantar las elevadas cargas que vamos a usar es necesario cargar las reservas de glucosa. Podemos hacerlo con un rápido desayuno y acudir a entrenar unos cuarenta minutos después, o por el contrario acelerar el tiempo y usar un preparador del entrenamiento que nos acondicionar para tener más energía. Este tipo de productos los podemos utilizar en tiendas especializadas y existe una gran variedad a nuestro alcance.
A esto hay que sumar que entrenar nada más levantarnos nos ayudará a afrontar la jornada de otra manera, pues conseguiremos acudir a trabajar con una dosis extra de endorfinas, la hormona que nos hace sentirnos felices. A esto hay que sumar que nuestro metabolismo estará más activo y listo para trabajar y hacer las diferentes tareas que se nos vana reventar. Además, entrenar ya no será algo pendiente en la jornada, sino que será una tarea realizada hasta el día siguiente.
Fuente: vitonica

No hay comentarios:

Publicar un comentario