30 may. 2014

Cómo entrenar la hidratación mientras corremos


En carreras de larga duración que superan los 60 minutos y, sobre todo ahora en verano, se hace necesaria una hidratación mientras estamos corriendo. Esto, que parece un tema sencillo, puede hacer que durante la carrera se altere nuestro sistema digestivo, seamos incapaces de beber bien o acabemos por evitar beber. Como todo en el deporte, es cuestión de entrenar, vamos a ver algunos trucos para entrenar la hidratación mientras corremos.

Si entrenas solo, lo mejor es buscar un cinturón especial que hay para corredores donde puedes meter pequeñas botellas de agua, que tendrán unos 125 ml, lo que viene siendo un pequeño trago. Así, cada 5 kilómetros puedes coger una de estas botellas y practicar el llevarte el líquido a la boca y tragar, algo que no es nada fácil cuando corremos con fatiga.
También está la opción de entrenar en el gimnasio en la cinta de correr. Nos podemos llevar un bidón o botella de agua e, igualmente, cada 5 kilómetros o 20 minutos echarnos un trago. Al principio notarás como no solo tragas agua, se mete mucha cantidad de aire, y eso es incómodo para la carrera, por eso es importante entrenar el gesto y evitar tragar aire.
Si no te gusta correr en el gimnasio ni llevar agua encima, queda la opción de hacer un recorrido que pase por fuentes o lugares para beber agua. Esto nos requiere que nos paremos y el gesto de beber no sea exactamente igual, pero al menos tendremos las sensaciones de correr e hidratarnos. Si no hay lugares para beber agua, nos quedaría la opción de dejar un bidón en mitad de un recorrido fijo y hacer idas y venidas, parando a beber al llegar al bidón.
Para mí, lo ideal es ir a correr con alguien que vaya al lado con la bici y le vayamos demandando agua cuando la necesitemos. Esto necesita de más logística, pero no limita a la hora de tener que llevarla encima o tener que hacer un recorrido concreto para pasar por un sitio donde haya agua.
fuente: vitonica

No hay comentarios:

Publicar un comentario